escudoppal t

Sevilla, a |

Las imágenes ya están en San Jacinto

Traslado San Jacinto JavierMestre 073A la hora del Ángelus, rezo que en este tiempo pascual se sustituye por el Regina Coeli, del pasado miércoles 1 de mayo se abrían las puertas de la Capilla Virgen de la Estrella para que de ellas salieran, por última vez en su configuración actual, las imágenes de Nuestro Padre Jesús de las Penas y María Santísima de la Estrella.

A esa hora comenzaba el traslado a la Parroquia de San Jacinto, templo principal de nuestra feligresía, sede canónica de la Hermandad desde el 2 de mayo de 1835 hasta el 10 de abril de 1976, e iglesia en la que recibirán culto las imágenes durante el tiempo en que se desarrollen las obras de ampliación y reforma de nuestras dependencias.

La Cruz de Guía, flanqueada por cuatro faroles, abría el cortejo y tras ella veinticinco parejas de hermanos con cirios morados que antecedían a las andas del Cristo de las Penas. La Escolanía ponía las notas musicales y tras ella y los acólitos, aparecían las andas de traslado de nuestro titular cristífero, exornadas con un monte de rosas rojas e iluminadas con la cera roja de los faroles del Santísimo Cristo de la Cárcel de Mairena del Alcor cedidos para la ocasión.

Tras el Cristo, la Cruz Alzada y de nuevo veinticinco parejas de hermanos con cirio, esta vez con cera azul, que iluminaban el recorrido por el que transitaría María Santísima de la Estrella. Tras los cirios, el estandarte y cuatro varas de la Hermandad del Rocío de Triana, corporación con la que muchos años compartimos techo, al coincidir la sede canónica de ambas en la Parroquia de San Jacinto y que actualmente pertenece a nuestra feligresía parroquial. Tras él, nuestro estandarte, la presidencia, el cuerpo de acólitos y al fin las andas de María Santísima de la Estrella, exornadas con orquídeas blancas y con cera del mismo color dispuesta sobre los candeleros de plata de su altar. La Virgen vestía saya blanca (Luis Miguel Garduño, 2012), manto azul de traslado y toca de sobremanto, luciendo sobre sus sienes la corona de la Coronación, y sobre el tocado las características estrellas, la medalla de la ciudad, el broche con el nombre ESTRELLA y el puñal de la viuda de Kiernam. En sus manos, pañuelo regalado por una familia de la Hermandad, la reliquia del Santo Lignum Crucis en su ostensorio y el rosario rematado con la cruz de San Jacinto.

Así salía este traslado que estuvo cargado de simbolismo. Aunque durante el recorrido las imágenes fueron portadas por hermanos, especialmente por los costaleros de ambos pasos del Domingo de Ramos, la última salida de la Capilla actual la hicieron los hermanos que en los últimos años han dedicado parte de su vida sirviendo a la Hermandad como miembros de la Junta de Gobierno.

El cortejo recorrió los escasos metros que separan la Capilla de la Parroquia, por las calles Pagés del Corro y San Jacinto hasta llegar al atrio de la Iglesia donde nuestro párroco, Fray Javier Rodríguez Sánchez, O.P., recibía a la Hermandad. Así se fue produiendo la entrada de las imágenes que llegaron hasta el altar mayor, donde se ubicaron en sus andas de traslado para celebrar la Eucaristía de acogida que presidió el Párroco.

Dicha Misa se celebró con las naves repletas de hermanos, feligreses y demás fieles y en ella participó el Coro de la Parroquia. Concelebraron el Prior de los dominicos en Sevilla, el Vicario Parroquial de San Jacinto, nuestro Director Espiritual y el Prior del Convento del Santo Ángel. 

Fotos: N.H.D. Javier Mestre

Suscripción a Noticias

Introduzca su email para recibir las noticias


Archivo de Noticias

Pontificia, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Penas, María Santísima de la Estrella, Triunfo del Santo Lignum Crucis, San Francisco de Paula y Santas Justa y Rufina.

 

C/ San Jacinto, 41 41010 Sevilla   ·   Teléfono (+34) 954 332 186   ·   hermandad@hermandad-estrella.org

Web Design